DUI/DWI

Conducir Bajo la Influencia (DUI)

El cargo de Conducir Bajo la Influencia (DUI) tiene consecuencias graves que comienzan casi inmediatamente después del arresto y que continúan durante la duración del caso. El Departamento de Seguridad de Caminos y De Vehículos Automotrices puede automáticamente suspenderle su privilegio de conducir al recibir notificación de que el nivel de alcohol en su aliento resultó ser más alto del límite legal (.08) o que usted rehusó a dar una muestra de aliento en el momento del arresto. La suspensión administrativa ocurre inmediatamente (sin importar cual pueda ser el resultado final del caso penal) y puede oscilar entre seis y dieciocho meses. En algunas circunstancias, un abogado con experiencia puede ayudarle a revertir la suspensión administrativa, disputando la legalidad de su arresto. En otras ocasiones, un abogado puede ayudarle a conseguir una licencia de conducir restringida para que pueda conducir a su trabajo mientras que el caso este pendiente.

Adicionalmente a la perdida de los privilegios de conducir, un DUI puede resultar en pagos de altas multas, probatoria y encarcelación. Las condiciones obligatorias de probatoria por un DUI, incluyen ir a clases para ofensores que manejan bajo la influencia (DUI School), inmovilización del vehículo y horas de servicio comunitario. Lo peor de todo es que el fallo condenatorio por un DUI le manchará permanentemente su record penal y de conducir. Debido a las serias penalidades que acarrea el cargo de DUI, es crucial recibir consejo legal de un abogado competente antes de proceder con su caso.

En años recientes, los Fiscales comenzaron a darle "una oportunidad" a algunas de las personas que cometen el delito de DUI por primera vez. Una persona sin antecedentes penales podría tener la posibilidad de entrar a un programa alternativo, en el que tendría que cumplir con ciertas condiciones de probatoria a cambio de evitar el fallo condenatorio por DUI. Los Fiscales determinan quienes califican para el programa alternativo,

Rehusar la Muestra de Aliento

Se espera que cualquier persona que acepte el privilegio de manejar en el Estado de La Florida esté de acuerdo con dar su muestra de aliento cuando un oficial de policía tenga causa probable para acusarle de Manejar Bajo La Influencia (DUI). La consecuencia por rehusarse a dar la muestra de aliento es la suspensión de su licencia de conducir durante un (1) año. Sin embargo, rehusar la muestra de aliento una segunda vez puede resultar en la suspensión de su licencia por un periodo de (18) meses, más el cargo penal de Negación a Someterse a Examen Físico o Químico. Un fallo condenatorio por este cargo, conocido comúnmente entre la policía como "Segunda Negación", acarrea serias penalidades, incluyendo la posibilidad de una sentencia de cárcel de un año.

Por otro lado, estar de acuerdo con dar la muestra de aliento, puede ser tan dañino como rehusarla. La muestra de aliento normalmente consiste en soplar en una maquina llamada el "Intoxilyzer" (conocida anteriormente como Alcoholímetro) que mide el nivel de alcohol en su aliento. Si su nivel de alcohol es de .08 o mayor, lo más probable es que su licencia de conducir sea suspendida, sin importar si usted cooperó con la policía dando su muestra de aliento voluntariamente.
Debido a la seriedad y complejidad de un cargo de "Segunda Negación, es crucial recibir consejo de un abogado con experiencia en las leyes de DUI (Manejar Bajo la Influencia).